Blog

Publicaciones

BLOG Y VÍDEOS

4 hábitos de un vendedor - Inbound Ventas

4 hábitos de un buen vendedor

13 de diciembre de 2017
Sin comentarios
Cristina Meneses

4 hábitos de un buen vendedor

Un buen comercial debe desarrollar un gran elenco de habilidades y competencias para realizar su trabajo con éxito. Sin embargo, en este post me centraré en cuatro de los hábitos de un buen vendedor, que considero (más) importantes.

Un buen vendedor antepone los intereses del cliente a los suyos

Una práctica (más común de lo que sería deseable) entre los comerciales es aprenderse las características del producto que van a vender y “soltar” el mismo discurso a cada cliente. Parece que su único objetivo es “vender para cumplir los objetivos propios”. Por lo que dejan de lado los intereses y las necesidades reales de los clientes. Traduciéndose esto en una gran pérdida de oportunidades de negocio.

Los vendedores inteligentes en su lugar, optan por otro enfoque basado en la escucha activa. Tratan de comprender al cliente potencial y descubrir sus verdaderos problemas y desafíos para posteriormente presentarle la solución más adecuada. Primero escuchan, interpretan y luego, hablan.

Un buen vendedor tiene altas dosis de motivación

En ventas la motivación del equipo comercial es un factor crucial ya que tiene un efecto significativo sobre las ventas de la compañía.

La motivación está relacionada con el interés que tiene el vendedor en su trabajo. Si no es capaz de transmitir que su función le gusta, difícilmente logrará convencer al posible cliente. Y por tanto no alcanzará los objetivos de venta marcado.

La automotivación es uno de los tipos de motivación más fuertes y más importantes a la hora de cerrar una venta. Aunque, bien es cierto que no siempre depende del propio comercial como podrás descubrir en este artículo sobre “la clave de la motivación comercial para aumentar ventas”.

Un buen vendedor es paciente

La venta se hace cada vez más complicada. No es algo fácil y mucho menos, algo rápido. Los buenos comerciales son conscientes de que la venta es un proceso y como todo proceso, toma su tiempo. Saben que no pueden “comerse un elefante de un solo bocado”.

Por ello, la planificación, la paciencia y la constancia son aspectos clave que siempre tienen presentes.

Un buen vendedor asesora

Aunque el objetivo (último) es cerrar la venta, el primer propósito que todo vendedor debe tener en mente es asesorar.

El consumidor actual no quiere que le vendan quiere que le aconsejen para que (por él mismo) pueda tomar la decisión de compra correcta.

Por este motivo, el papel del comercial debe ser más el de “un amigo” que el de “un vendedor”. Donde lo importante no es vender sino recomendar lo mejor para el cliente y ganarse su confianza.

Como dice Jay Baer,..

“Vende algo y conseguirás un cliente para un día. Ayuda a alguien y conseguirás un cliente de por vida”

El desarrollo de estos 4 hábitos de un buen vendedor es cuestión de concienciación y práctica. Si el equipo comercial es capaz de madurar estas ideas, será capaz de realizar su labor de una forma más eficiente. Logrando un gran impacto sobre los resultados de la empresa.

Licencia de Creative Commonsby Luis Martinez Ortega

Etiquetas:

Categorías: Artículos

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies