Blog

Publicaciones

BLOG Y VÍDEOS

Diseñar un modelo de negocio - Luis Martinez Ortega

Diseñar un modelo de negocio sostenible

12 de abril de 2016
1 Comentario
Cristina Meneses

Es bastante normal que el emprendedor que está “desarrollando una idea de producto o servicio” y se encuentra en etapas tempranas de su desarrollo –bien en sus fases preliminares, bien en fase de prototipado e, incluso, en fases de preventa- pida (constantemente) una opinión a personas de su entorno.

¿Crees que mi idea es buena?

 “¿Crees que mi idea es buena?”. Esta pregunta la replicará, una y otra vez, buscando el refuerzo que necesita para seguir adelante.

Y cualquiera de nosotros (lectores), sin siquiera conocer a las personas de su entorno, podemos imaginar que las respuestas que recibirá tendrán siempre el mismo sentido y serán (casi) siempre positivas. Unas veces para motivarle y no desanimarle, otras para fortalecerle en su decisión, en alguna ocasión por aspectos puramente emocionales…

Pero la cuestión que nos podemos plantear es ¿Qué hay de verdad en esas respuestas? ¿No serán simplemente respuestas “amigas”? y ¿No será mejor plantearles una respuesta sincera? Y, por otra parte, ¿Que pasaría si la respuesta es negativa? ¿Acaso debería el emprendedor desestimar su proyecto?

¡Todas las ideas de producto son buenas, pero pocas las ideas que terminan en negocios sostenibles!

Desde al año 1998 vengo colaborando con emprendedores y dedicando esfuerzos a facilitarles el proceso de emprendimiento. Solo para personas que se han propuesto “desarrollar una idea de negocio” (y no de producto). Y durante este tiempo han sido numerosos los programas de creación y desarrollo de empresas que he dirigido, resultando en más de 500 los proyectos de emprendedores que he tenido la oportunidad de mentorizar. Y en la mayoría de las ocasiones (en realidad siempre) me han planteado la misma pregunta “¿Crees que mi idea es buena? “

Es una pregunta de esas a la que todo el mundo “le entra”. Una pregunta a la que es difícil evitarle dar una respuesta. Y, en mi opinión, es una pregunta que no debería tener una respuesta. ¡Siempre que puedo la evito!

La razón está en que considero que es una pregunta que genera grandes dosis de subjetividad en la respuesta. La respuesta (casi siempre) contendrá una opinión sesgada: bien por los intereses personales de quien contesta, bien por sus circunstancias, bien por las preferencias, actitudes, conocimientos, etc. del momento de esa persona.

¿Patatas o diamantes?

Para provocarte una reflexión sobre este asunto te propongo pensar en dos emprendedores que han presentado un buen plan de empresa (¡desgraciadamente todavía se les pide a los emprendedores un “plan de empresa” para su startup), en el que las proyecciones y los números de ambos proyectos reflejan un resultado económico y financiero positivo. Y te propongo que decidas sobre cuál de las dos siguientes ideas de producto es “una buena idea”? Así ¿Prefieres involucrarte en la idea de un proyecto para lavar, pelar, cortar y envasar patatas en todos los formatos imaginables? ¿O mejor prefieres apostar por la idea de un proyecto para fabricar diamantes a partir de carbono en estado puro?

¿Qué decides? ¿Patatas o diamantes? Por mi parte puedo adelantarte que he visto alcanzar “el éxito” [1] al proyecto de las patatas y he visto “fracasar” [2] al emprendedor que desarrolló una avanzadísima tecnología para fabricar diamantes (www.irisgem.com).

¿Sabes, por cierto, cuantos inversores rechazaron aportar capital para el desarrollo de Facebook? ¡Para todos ellos, era una mala idea! ¡Ja! Y terminó siendo la decisión más cara [3] de sus vidas!

Sobre si la idea es buena o es mala solo los clientes están cualificados para responder y lo dirán a través de sus decisiones de compra. Comprando o no comprando. Y, por tanto, lo único a lo que nos podemos aventurar es a valorar las posibilidades de éxito empresarial de la idea. Pero… No tanto por la idea en sí misma, “la idea del producto“, como por la aproximación que hace el emprendedor de la idea para los clientes potenciales y el resto del mercado, “la idea del negocio“.

Así que, como inversor (y aún a riesgo de equivocarme) lo único que aprecio es el diseño de un modelo de negocio, consistente para generar ingresos y ser sostenible, “la idea de negocio“.

La clave es diseñar un modelo de negocio sostenible (y validarlo)

Y por esta precisa razón, hace unos días (y con todo el sentimiento por el trabajo que han realizado durante dos años y la ilusión que les mueve) he tenido que decirles, a un magnífico equipo de emprendedores, que tenían “un producto increíble” pero no “una idea de negocio” (con dificultades para monetizarlo y de difícil escalabilidad) y que no entraría en el capital. (¡Les guardo la confidencialidad del producto!)

La clave no está en el producto (ver un reciente artículo sobre el cojoproducto) sino en diseñar un modelo de negocio sostenible (y validarlo). (Aquí te dejo un enlace en el que puedes profundizar sobre los aspectos que se encierran detrás de un modelo de negocio. Y en el que también comparo el negocio de una cafetería estándar, el negocio de Starbucks y el negocio de Nespresso. Un mismo producto de base (café) para tres modelos diferentes de entender los negocios.

¿Conoces algún emprendedor que esté desarrollando una idea? ¡Ayúdale a reflexionar con este post!

Recuerda que la imagen tiene derechos de autor (http://es.123rf.com/)

[1] ¡Todo es relativo!

[2] También ¡Todo es relativo!

[3] ¡Por todo lo que dejaron de ganar!

 

 

 

Licencia de Creative Commonsby Luis Martinez Ortega

Categorías: Artículos

Compartir

Comentarios

  1. Ignacio Calvo

    Muy interesante.
    Empiezas con la idea de negocio e irremediablemente tienes que acabar presentando un plan de empresa “(¡desgraciadamente todavía se les pide a los emprendedores un “plan de empresa” para su startup)” Tienes que dejar por un tiempo lo que sabes hacer y validar tu idea de negocio, para aprender a presentarlo como está establecido. Creo que es un paso que, aunque necesario, frena el desarrollo de muchas ideas.

    Gracias

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies